martes, 12 de mayo de 2009

Antonio se va al ayer, con su chica


Última escena de la película:

Es mediodía. Tórrido sol y una brisa primaveral que lo atempera: la misma calidad que sus canciones, de cálidos sentimientos envueltos en suave lirismo. La chica de ayer está jugando con las flores del jardín de Antonio, pero en esta ocasión él no se limita a mirarla asomado a la ventana; ahora ya pueden jugar. La cámara muestra cómo se alejan hacia el horizonte.

Porque a mano derecha, según se va al cielo, el Penta de la movida ha abierto de nuevo. Y allí cada noche pa' las buenas almas Antoñito Vega canta y les encanta.*

Llevabas la vida y la muerte bordada en la boca, porque mucho sabe de muerte quien demasiado entiende la vida, y no se puede alcanzar la máxima emoción en una obra artística sin pagar un alto precio. Entre tú y nosotros ahora es eso lo que queda, lo que tú creaste.

Y la soledad. Y un manojillo de escarcha.


*Este párrafo es una recreación libre de una estrofa de Romance de Curro "El Palmo", tema de Joan Manuel Serrat que Antonio vega versionó magistralmente, no dejando dudas acerca de su sensibilidad. Más abajo he utilizado otras palabras de la misma canción.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Juer, qué cruel es el mundo. Se van los buenos y se quedan los malos. Aunque muchas veces se van los buenos desconocidos...
Es te hombre ha llevado mu mala vida y ha pagado los excesos. Pero de otra manera, ¡qué aburrido hubiera sido todo!

El enmascarado nachapopero

Anónimo dijo...

Por otro lado me gusta mucho más tu blog. Joer, qué amplitud hay en la pantalla! Cuántas cosas caben! Cuánto colorido y claridad! No me duele la vista al leerlo...

El enmascarado encantado

Eva Mª Durán dijo...

Se hace lo que se puede. Quería cambiar el diseño para que se leyera mejor y se viera toda la recopilación de enlaces,q ue es sin duda lo mejor del blog.