miércoles, 17 de junio de 2009

¿Musavahdineyad? o ¿qué está pasando en Irán y cómo nos lo venden?

(Editada). Me incorporo un poco tarde a este debate, lo sé. La razón es que no quería caer en el maniqueísmo, o la simplificación informativa (o desinformativa) excesiva, que directamente puede ser pura manipulación, observados últimamente en los medios de comunicación oficiales y hasta en algunos no oficiales. Y es fácil caer en estos errores o en otros del mismo calibre cuando, como es mi caso, una no es ni mucho menos experta en el tema; pero supliré esta ignorancia apoyándome en ilustres blogueros de I love IU, en especialistas internacionales, y en la propia lógica, nunca lo suficientemente valorada, y aquí va mi desmonte de tópicos informativos. No pretendo ser original; casi solo elaborar un resumen.

-En primer lugar, se nos ha vendido el duelo electoral entre Ahmadineyad y Musavi (nadie menciona a los otros candidatos) como la lucha entre el Irán profundo, fanáticamente religioso, y el moderno que ansía cambios. Como en toda falacia, algo de verdad hay: es cierto que Ahmadineyad es el representante del fanatismo religioso más caduco, y que da un miedito que no veas, pero echen ustedes una mirada a las entradas que listo más abajo, y verán que ni Musavi es un abanderado de la modernidad ni del laicismo ni representa en absoluto a ninguna masa crítica con el régimen vigente (más bien todo lo contrario). Aparte de que ningún candidato se puede presentar a unos comicios iranís si no es con la aquiescencia del Consejo de Guardianes de la Revolución (una revolución que no tiene nada que ver con la que suelo preconizar en estas páginas, como ustedes deben de saber bien) y del líder supremo Alí Jameini. De hecho, muchos partidos bastante izquierdosos e incluso comunistas han sido o bien prohibidos o bien impedida su candidatura.

-También se da por hecho el fraude electoral, basándose en premisas como que Musavi ha sido poco votado en su lugar de origen; pero es que justo en este lugar Ahmadineyad había instaurado unas becas de estudio que fueron muy bien recibidas por los jóvenes; en cuanto al voto femenino, y a pesar de las ideas del actual primer ministro dejan muy claro el papel subordinado de la mujer, también es cierto que una gran porcentaja de la población femenina persa se dedica a fabricar alfombras a domicilio y, antes de Ahmadineyad, esta tarea se realizaba sin ningún seguro social; es muy duro que haya mujeres que tengan que elegir entre sus derechos civiles y de género y el pan de sus hijos, desde luego, pero creo que ninguna dudaría en esta disyuntiva; eso si realmente estos derechos fueran a mejorar mucho con Musavi, cosa que, visto lo visto, me permitirán que dude.

-También aparece Ahmadineyad como conservador y Musavi como liberal y reformista. Siendo el segundo el preferido de la burgesía iraquí... pues qué quieren que les diga... Vuelvo a referirme a los compañeros de I love IU que han tocado el tema cuando lanzo la teoría de si lo que pasa con esta contienda por el poder iraní es que luchan el Irán más 'oriental' y el más prooccidental (lo que significa, naturalmente, pro empresas occidentales); aunque el hecho de que Obama no parezca querer decir mucho al respecto me hace dudar de esta tesis o bien reafirmarme en que, si bien no es el presidente estadounidense soñado, está sorprendiendo bastante agradablemente al personal. Y otra más: esta cobertura informativa maniquea ¿no puede ser una estrategia de distracción hacia el ciudadano o de autobombo (somo más liberales que nadie) del actual gobierno español? Cuidado, no estoy asegurando nada. Sólo especulo.

En cualquier caso, creo que hay tres cuestiones principales en este asunto: primero, que siete vidas son siete vidas, hayan caído por la causa que sea; segundo, que lo que Irán necesita, al igual que lo necesitan todos los países, es derechos sociales y repartición de riquezas. Siempre instaurados de manera inteligente y de acuerdo con las condiciones particulares de cada lugar; y tercero, que, en general, en Occidente conocemos muy poco de las circunstancias y el sentir iraní para poder aseverar demasiado al respecto

Y como quizá no esté cumpliendo demasiado esta recomendación, invito a todo el que me lea a corregirme, complementarme o incluso reprenderme... eso sí, de buen rollo.

Ilustres blogueros

-El Hijo Rojo, con Guiándose por el repeluco
-Cero Negativo, con Where is my vote e Irán y no volverán
-Ceros a la Izquierda, con No sé qué posición tengo respecto a Irán
-Quien Mucho Abarca, con El scatergoris democrático
-Leer y escuchar no es suficiente, con EEUU y el sionismo ensayan la "revolución verde" en Irán
-A sueldo de Moscú, con Irán: ¿Dónde está mi voto? y ¿Dónde está Tom Doniphon? En el primero podrán encontrar interesantes enlaces publicados por un comentarista (entre ellos, uno de Robert Fisk) en los que también me he basado para elaborar este ignorante post.

7 comentarios:

rafa hortaleza dijo...

edito mi entrada para enlazar a la tuya. Gracias.

Eva Mª Durán dijo...

De nada, hombre. Un placer.

Javi dijo...

Gracias por el link, Eva. Buena reflexión. ¡Recie un cordial saludo!

Eva Mª Durán dijo...

Te digo lo mismo que a Rafa, Javi. Un cordial saludo a ti también!

Anónimo dijo...

Muy bien explicado todo. Despejas definitivamente las dudas que por otro lado ya tenía bastante claras.

Supongo que Occidente prefiere desbancar al tío ese de la barba de nombre impronunciable por las urnas... Bueno, mejor así que como querían hacerlo Bush y Netanyahu (se escribe así? Otro nombre impronunciable...)...

El enmascarado persepoliano

Eva Mª Durán dijo...

No me fío de ningún 'desbanque' auspiciado por Occidente, aunque sea sin violencia. Esas cosas las carga el diablo.

Has visto la peli? Está bien? Yo tengo ganas.

Anónimo dijo...

Hola. Te he contestado en mi blog. Lo puedes ver en IloveIU dentro de un rato (al final del todo) o directamente en www.joseluispiquero.es . Un saludo cordial:
JLP