miércoles, 4 de noviembre de 2009

Consejo empresarial al diario Público

Me erijo en asesora de empresa para dar el siguiente consejo al diario Público. Dado que este rotativo, muy a mi pesar, parece estar abandonando a los lectores de prensa diaria a los que parecía ir dirigido desde sus inicios (un sector muy poco contemplado en la industria periodística actual), dirigiéndose a toda velocidad a integrar el ala fascistoide del periodismo escrito representada por El País, El Mundo, ABC, La Razón y demás pseudoprensa, con iniciativas como acallar a una de sus voces más claras, contundentes y críticas con el sistema, auguro una masiva desbandada de estos clientes hacia la competencia, sea ésta cuál sea, que derivará en las consiguientes pérdidas de beneficios, recorte de personal y cierre de la empresa, lo cual en este contexto de crisis no es precisamente lo más deseable.

O sea, ¡joder, señores de Público, espabilen de una vez que su periódico se va a ir a tomar por culo en breve como sigan así! Y a ver qué voy a leer yo entonces.

Más info en: El Optimismo de la Voluntad, Cero Negativo, Quien Mucho Abarca, Radio Karma, Trabajar cansa y A Sueldo de Moscú, por el momento

P.D.: La misma carta la he enviado a Cartas al Director del diario en cuestión, cargándome, supongo, la remota posibidad de que un día me contraten.

No hay comentarios: