viernes, 19 de febrero de 2010

Existencia... de otra manera

Para añadir un matiz más al tema de los últimos post de este blog, sobre la difícil o imposible compatibilidad de la existencia con la esencia de izquierdas, ésta que subscribe se ha visto obligada a cambiar de identidad. La persona que antes administraba este blog ha pasado a dedicarse full-time a hacer cosas de ésas que permiten pagar las facturas, y ha dejado a esta otra alter ego que se ocupe de sus temas activistas en las redes sociales. Esta misma personalidad será la que en breve (espero no ser demasiado optimista al respecto) pueda abrir otra bitácora en una plataforma más profesional para ofrecer nuevos contenidos, sin dejar de lado los viejos, claro está.

En resumen: no me he vuelto loca, aunque parezca estar aquejada de personalidad múltiple. Al contrario, tal vez haya recobrado la cordura. La idea de mantener mi identidad secreta en mis actividades revolucionarias on line había pasado por mi mente en múltiples ocasiones, pero me resistía a tener que abjurar, aunque fuera fingidamente, de unas ideas de las que me siento tan orgullosa, como si fueran una vergüenza. Sin embargo, necesidad obliga y creo que he tomado una buena decisión.

Y después de esta explicación que creía necesaria, os dejo para reencontrame conmigo misma y trabajar un poquito. Un saludo a tod@s.

4 comentarios:

ceronegativo dijo...

te entiendo... Eowyn ;-)

bitdrain dijo...

Importa lo que puedas aportar y nada mas. La identidad, el ser, eso es tuyo. Lo que das a otros, a la sociedad, etc... eso no tiene porque depender de la persona que detras se mantiene, sino de aquello que eres capaz de aportar.

Un saludo y mucha suerte en tu vida privada y social.

Un saludo.

Francisco Sancho dijo...

Te entiendo perfectamente, de hecho a mi me pasa algo parecido y eso que no tengo ni el 10% de la actividad online que tienes tú.

A veces me gustaría encontrar la forma perfecta de tener varias identidades y a la vez sentirme cómodo.

En fin, un motivo más para cambiar el mundo, ¿no?

Eowyn de Camelot dijo...

Pues en esto estamos todos, chicos. Jugando con nuestras diferentes personalidades para poder cambiar el mundo sin dejar de ser nosotros mismos. Muchas gracias por vuestros comentarios, esto no sería lo mismo sin gente como vosotros.