martes, 20 de abril de 2010

Verdades sobre África a medio siglo de la independencia

¿Qué piensan hoy esos millones de africanos que llevan 50 años
siendo independientes? ¿Se sienten felices? ¿Conservan la esperanza? Es difícil saberlo a ciencia cierta pero los que viajamos
allí a menudo nos vamos forjando una opinión. Está en la onda
de la que dijo delante de una cámara de TV Ibrahim Soumaré, un
abuelo de 72 años, en la inauguración del gigantesco monumento
al “Renacimiento Africano” en Dakar. A él no le preocupaba que la
figura de la mujer llevara las piernas al aire sino que hubiera costado 10 millones de euros. Alguien le corrigió: “Son 19 millones, casi 20”. El abuelo se disculpó: “Es que ya no puedo leer, tengo cataratas y pierdo la memoria. Sólo me acuerdo de mi nieto, que se fue en cayuco y todavía no ha dado noticias. El monumento nos servirá para que vengan más turistas y nos dejen más monedas con que llenar la olla. ¿Ese es el ‘renacimiento africano’?”.

Se acercó otra cámara y el abuelo se embaló: “Aquí todos dependemos del dinero de los blancos. Ya no puedo cultivar arroz, me sale más caro que comprarlo a los americanos. Los blancos se juntan para decidir cuánto dinero nos van a prestar para que compremos lo que ellos mismos nos venden. Y luego tenemos que devolverles el dinero con intereses. Tengo cataratas pero no estoy ciego.”

Las palabras de Ibrahim Soumaré resumen lo que muchos sentimos como una sinrazón: ¿Cómo es posible que un continente tan bello, con tantos recursos naturales y humanos no pueda ofrecer un nivel de vida digno a su población? ¿Sigue habiendo colonización, más o menos encubierta pero siempre vergonzante, en gran parte de África ¿Es suficiente nuestra “solidaridad” o sólo sirve para lavarnos la mala conciencia?

Cuando las cámaras se retiraron, Ibrahim Soumaré seguramente se iría a su casa, cenaría algo –con suerte- y tardaría en coger el sueño pensando en su nieto. Se llama Ousmane, tiene 19 años y vino con destino a España.

(Tomado del editorial de El Tam Tam Africano, abril, publicación de Cultura Africana y Viajes.)

No hay comentarios: